Empoderate

La perdida del rol o el poder en un circulo social donde nos movemos, la perdida del control de la mujer y cuando vemos que todo se mueve hacia otra dirección es el detonante y el miedo que nos tiende a dejar paralizadas y estancadas y mucho mas cuando hay hijos de por medio.

Debemos hacer que esto cambie y no es solo como una mujer trabajadora que lucha por conciliar la vida personal y laboral, sino  que también ser una mujer consciente del gran poder que tenemos y de todo lo que podemos hacer para conseguir un mundo más justo y  equilibrado. Somos las mujeres que tenemos que ser conscientes de que hay cuestiones alrededor del mundo que están en nuestras manos para poder cambiar.

Y es que el empoderamiento femenino no es más que poner en valor todas esas capacidades y esa fuerza que tenemos las mujeres y acabar con todas las desigualdades de género que cada una de nosotras experimentamos en el día a día.

La mujer empoderada es la que se vale por ella misma. Tiene una actitud firme ante sus decisiones, no permite que sea influenciada de  forma negativa. Admite sus debilidades pero las convierte en fortalezas. La mujer empoderada se siente libre ante las adversidades.

¿Cómo conseguimos ser una mujer empoderada? No es cuestión de hacer o deshacer, es cuestión de un sentimiento, una autoestima alta.  Visualizar nuestras metas, y trazar un plan para lograrlas, y cuando has  logrado tener confianza en ti misma desarrollar la  capacidad de enfrentar nuevas oportunidades.

Nosotras con nuestros propios medios conseguimos prepararnos no con el objetivo de ser mas que el hombre sino porque al fin del acabo ambos somos seres iguales capaces de desarrollar grandes cosas, además conseguimos no ser menospreciadas por la sociedad, no ser maltratadas, no ser humilladas como lo hemos visto durante muchos años.

La Mujer empoderada es frágil debajo de su caparazon pero es fuerte cuando lo necesita, es sensible pero no débil, tiene un corazon valiente  y dispuesto a dar amor pero ya no permitiendo que la hieran.

Sabemos que en algunas culturas la mujer solo es un objeto, nacidas para satisfacer al hombre y cuidar de los hijos. A pesar de esta situacion ya hay muchas mujeres que reclaman y se han empoderado, han estudiado, trabajan y tienen metas definidas pero para llevar esto acabo  deciden exiliarse de su cultura de su país, y de sus raices para lograr sus sueños.

Tenemos el ejemplo Hilary Clinton, quien en un momento determinado apoyó a su esposo, a pesar de sus diferencias en el momento de ser Presidente de los Estados Unidos, pero tenía sus metas claras y por eso llegó a desarrollar una carrera política exitosa independiente  de su esposo, supo aprovechar las oportunidades maximizando sus fortalezas.

Para lograr un empoderamiento en la Mujer se necesita…

Liberarse de cargas psicológicas, afectivas, sociales y personales en medio de roles toxicos que no dejan crecer,  si no al contrario mantiene el autoestima deteriorada llevan consigo; maltratos, relaciones disfuncionales de pareja, sentimiento de soledad,  presión de familia, amigas, amigos; triunfos y logros que no satisfacen; la sensación de no estar a ritmo ni plenitud con el mundo;  siempre en deuda con todos y un vacío permanente que no se va, un hueco que no se llena.
La mujer necesita tener dominio de si misma para llegar a un empoderamiento, creer y tener fe para influir en otros. Desarrollar un proceso de cambio, encontrar sus fortalezas y hacer uso de ellas. Mantener en constante aprendizaje y disciplina, mejor dicho sacar lo mejor  de sí misma, son las claves para llegar a un empoderamiento.